Mi primera experiencia con trufas alucinogenas

Hola, voy a contaras mi primera experiencia con trufas. Esto ocurriГі hace unos meses, con trufas Hollandia, la dosis fue de 15 g. con el estГіmago vacГo. Soy un chico de 21 aГos, 65 Kg y en ese momento el estado de ГЎnimo era muy bueno.
En el mes de abril una amiga, por mi cumpleaГos, me regalГі las trufas y decidГ que no esperarГa ni una semana mГЎs a probar enteГіgenos. Nadie de mis mГЎs cercanos amigos querГa acompaГarme y la que me las regalГі no estaba, asГ que tras buscar mucha informaciГіn me lancГ a probarlos sГіlo.

Estaba en mi casa, un sitio muy tranquilo, parecido a un pueblo pero en medio de la ciudad. Ese dГa no comГ a penas nada, sГіlo a la maГana unas verduras cocidas y un tГ a media tarde.
Como iba a estar sГіlo preparГ toda la casa haciendo diversos espacios, para jugar. Una habitaciГіn la llenГ de telas y una lГЎmpara con luces de colores. PreparГ el baГo con velas y llenГ la baГera con agua muy caliente ( ya tendrГa tiempo de enfriar). La cocina la cerrГ con llave, por evitar desastres. En el salГіn apartГ todo y estirГ una manta, puse cojines, incienso y saquГ mi juego de pequeГo, el famoso LEGO, para algo servirГa. TambiГn plastilina, ceras de colores, tГmperas†todo lo que me ocurrГa! EnchufГ el ordenador por si querГa mГєsica, preparГ unos cuantos porros de marГa, zumo de naranja y lo mГЎs importante, agarrГ las trufas. EmpecГ a comerlas, tenГa pensado comer la mitad y dejar la otra para mГЎs tarde, cuando bajara un poco. Pero soy muy impaciente y terminГ con todo. A los 20 minutos aproximadamente, me entrГі el ataque de risa mГЎs intenso de mi vida. Me parecГa todo gracioso, todo! Al terminar el ataque de risa comencГ a ver los colores mГЎs intensamente. Me fui al espacio de las telas. MirГ las luces de la lГЎmpara y me parecГan las luces mГЎs hermosas que habГa visto, tenГan un toque de plasticidad, de irrealidad, me gustaba. Era como estar dentro de un libro de cuentos. Me metГ dentro de las telas y pensГ que era infinito ese espacio. Las telas dejaban pasar la luz y parecГa que estaba en una especie de universo multicolor, donde nada era nada, sГіlo color, las formas abstractas y suavesвЂohhвЂ.. eso sГ que sГ, que suave!!!

Comprar Trufas magicas

Me desnudГ para sentir esa suavidad, ese cosquilleo por todo el cuerpo. El hecho de desvestirme me parecГa casi orgГЎsmico, el deslizar de la ropa, los ligeros toques de las telas contra el pelo, sentГa todo mil veces amplificado! Me sentГ y estuve media hora obervando los colores y ondulaciones de las telas; les soplГ y en ese momento vi el propio aire salir de mis pulmones, lo vi como se puede ver el humo cuando fumas con un bong, denso como una nube. AhГ ya flipГ, no pude parar de soplar, hasta ver todo nubes a mi alrededor. AhГ pensà “Estoy en el polo norte. Las setas son puertas y me llevarГЎn a todos los lugares que quiera, sГ quiero estar en el Polo Norte.” SentГ hasta frГo! BusquГ ropa pero no podГa encontrarla, ese espacio era tan inmenso†AsГ que agarrГ una tela y me la atГ como pude. Me matГ a reГr cuando me vi en el espejo del salГіn, soy un monje! Soy JesГєs! SГ claro, todo cuadraba, el incienso, la tГєnica†Ya me emparanoiГ con el incienso, observГ cГіmo se consumГa, parecГa no terminar nunca. Me quedГ un buen rato viendo la brasa rojiza, como cambiaba de formas, parecГa hablarme con dibujos. EncendГ un porro, porque asГ verГa el dibujo de la brasa mГЎs grande. En el momento de encenderlo visualicГ por completo el crecimiento de esa planta hasta llegar a mi boca. Todo! No se si fue realmente asГ pero todo parecГa indicar que sГ. VГ una mano germinando la semilla, como crecГa, como florecГa ( ese momento fue esplГndido, pues sentГ como si yo fuera esa planta, que alegrГa, que fuerza, que maldito orgasmo cuando saquГ todas mis fuerzas, todo mi interior para producir esos hijos, esos cogollosвЂ.!), como cortaban secaban, pasaban de manos en manos†todo! Nunca me supo tan bien una calada†SentГ como fluГa la marihuana con las trufas, como si se llamaran, como si dijesen Ey! MГzclanos!
comprar Hollandia Trufas
Entre las formas ondulantes y grotescas ( deformaciones pero buenas, bonitas va) del salГіn hubo algo que me llamГі la atenciГіn. Me acerquГ a esa cosa chiquitina que habГa debajo del mueble. Un tesoro! Era un lГЎser. CreГ haber encontrado el mejor tesoro del mundo. JuguГ con Гl, la luz del lГЎser era distinta. En vez de verla como una lГnea, era mГЎs bien como una lГЎmina, algo asГ como un rectГЎngulo de luz plano. Lo proyectГ hacia la lГЎmpara apagada del techo y la luz se expandiГі en todas las direcciones, todo era rojo, todo hacГa formas geomГtricas. Impresionante (No es posible describirlo, hacГa como diferentes dimensiones, planos jamГЎs vistos, recomiendo sin duda jugar con un lГЎser en pleno viaje para verlo con vuestros ojos).
BebГ un vaso de zumo y no era capaz de notar su sabor, como si el sentido del gusto se me hubiese atrofiado. CogГ el vaso vacГo, metГ el lГЎser dentro y apuntГ hacia una pared. Se proyectГі primero la silueta de un perro, tras un rato el perro tomГі forma y dimensiГіn, se movГa, corrГa ( en el mismo sitio). ApuntГ a otro lado y veГa como un cachito de universo. ApuntГ a otro y vi un cubo (mГtico cubo que se dibuja siempre) con una explosiГіn dentro, se me ocurriГі que era el salГіn y la explosiГіn era yo, como algo nuevo que se estГЎ creando en un espacio cerrado y que acabarГЎ por explotar. Lo Гєltimo que vi fue un hombre ( esto era peor dibujado, los otros dibujos eran mГЎs nГtidos) con las manos extendidas hacia el mar, invocando. Una luz como de una estrella iba bajando, subГa un poco y volvГa a bajar hasta posarse en el mar; en ese momento el mar girГі 90Вє e hizo una lГnea vertical que se convirtiГі en una mano, y esa mano en un revГіlver. En ese momento escuche un ruido fuera de la casa ( supongo fueron paranoias mГas) y del miedo incontrolable que pillГ ( un miedo mГЎs que fuera de lo normal) me empezaron a dar rollo taquicardias, comencГ a gritar “mamaaa!” ( sГ, tal cual una niГa asustada jaja), el corazГіn parecГa salir del pecho, cada pГЎlpito golpeaba tan fuerte que dolГa. En ese momento pensГ que morГa, que era mi fin, por eso el revГіlver, por eso todos esos dibujos, todo, todo encajaba, era mi fin. PensГ que si era mi fin por lo menos tendrГa que disfrutarlo, sentir la muerte de cerca, verla! Eso me hizo relajar, el pulso volviГі a la normalidad y yo me fui a fumar otro porro y a pensar en otra cosa. Me fui a fuera a fumar, un poco de aire vendrГa bien. El momento en el exterior fue de paz, armonГa, tranquilidad, seguridad. Era noche sin luna, y se veГan fantГЎsticas las estrellas. PensГ, cuanto medirГЎ la distancia entre estrella y estrella? AhГ fue mi perdiciГіn porque comenzГі una obsesiГіn con las medidas. Me fui a dentro por un metro y comencГ a medirlo todo y lo apuntaba. No me llegГі y tuve que irme fuera a medir. MedГ ГЎrboles, la hierba, la distancia de un agujero a otro de la nariz, mis propios testГculos†todo! Y me marchГ con el metro a la calle, me parecГa vital hacerlo, como si fuera algo importantГsimo. TomarГa medidas de todo, y cada cierto tiempo tendrГa que volver para ver si medГa lo mismo. AsГ que ahГ estaba yo, un viernes noche, vestido con una tela medio transparente, amarilla, midiendo las aceras, las carreteras, semГЎforos, seГales y un largo etc. Siendo fotografiado, grabado, la gente se morГa de risa al verme en tales circunstancias. Y yo tan feliz, me daba lo mismo que se rieran, yo estaba haciendo una tarea importante para la humanidad, pues demostrarГa que las medidas cambian todo el tiempo, porque todo es ondulante. Cuando llevaba como kilГіmetro y medio de mediciones estaba agotadГsimo. Me fui a un parque y me subГ a una de estas casetas que luego terminan en tobogГЎn, me quedГ allГ el resto del tiempo, me parecГa seguro aquel lugar, me gustaba, tanto que pensГ en vivir allГ para siempre, no me harГa falta nada, porque siempre estarГa asГ de bien. Me quedГ dormido entre bonitos pensamientos del mundo, de mi vida, muy filosГіfico todo. Y ahГ terminГі el viaje, maravilloso. Lo que no me pareciГі tan maravilloso fue despertar contracturado en el cuello, muerto de frГo y con niГos gritando a mi alrededor y madres y abuelas escandalizadas por mis pocas y llamativas vestimentas.
No puedo comparar con otros viajes porque fue el primero y Гєltimo, pero me pareciГі impresionante, me lo pasГ genial y volverГ a repetir. Esta vez serГЎ pronto, pero acompaГado. Lo que sГ repetirГ serГЎ acomodar el espacio, pues me dio mucho, pero que mucho juego.
Todo esto y mГЎs durarГa como unas ocho horas mГЎs o menos, no podrГa asegurarlo, mi traje de monje no incluГa relojвЂ

comprar Trufas alucinogenas